Acerca de nosotras/os

¿Cómo conformamos este Ayllu fuera de nuestras fronteras?

Las redes sociales nos permitieron reconocernos entre los miembros de la diáspora, lejos de nuestra Llajta y distribuidas/os en todos los rincones del planeta. Nos fuimos identificando como personas, que teniendo Bolivia como nuestro terruño, fuimos ocupando varios espacios fuera de nuestra casa, Bolivia.

Así identificadas/os, decidimos colectivizarnos para presentarnos como un puño firme y aunado por el amor a nuestra tierra, a nuestra gente que son nuestra identidad.

Decidimos conformar el ayllu Wiphala más allá de nuestras fronteras y también decidimos lanzar este medio de comunicación para responder a los crímenes y vejámenes que implica la Guerra de Quinta Generación (o 5th G warfare), siendo evaluada en práctica en nuestro país, con el gobierno del hermano Presidente Evo Morales.

Esta es nuestra trinchera, donde contamos con las mentes y habilidades, pero por sobre la claridad nos permite pergeñar, y estos nuestros colores, como el arco iris que se devela con el actuar del agua y la luz.

Nuestra misión es romper el cerco comunicacional e informativo tendido sobre nuestro país. Constatamos que parte esencial de la Guerra de 5ta generación es la generación (muy a menudo con robots, de la información sesgada y deliberadamente tergiversada. Esto, siguiendo algo que se atribuye a Joseph Goebbels (Ministro de Propaganda, del régimen Nazi), que una mentira (fake news) repetida innumerable veces se convierte en verdad.

Esto puede ser cierto para mentalidades acríticas, que ignoran contextos específicos. Nuestro colectivo, y este sitio, desnuda las mentiras (falsos positivos) del régimen de facto liderado por Camacho, Mesa, Áñéz, Murillo, Lizárraga, y otros funestos personajes, para presentar solo las medio verdades que concuerdan con interéses imperiales y/u oligárquicos.

Para que nunca más se masacre a nuestras/os hermanas/os

Las masacres de Sacaba y de Senkata y la represión indiscrimada contra nuestro pueblo no puede mantenernos impasibles. 

Debemos tomar acciones!